¿Qué Pasó? Noticias

Otro ángulo de la noticia

Nacional

Rechazan 114 solicitudes de protección a periodistas

* Desde su creación en 2012, durante el gobierno de Peña Nieto, el Mecanismo ha delegado en una única empresa privada, el cumplimiento de las medidas de protección para salvaguardar la vida de los comunicadores en riesgo de muerte

* De acuerdo con los datos del Mecanismo, el 39 por ciento de los posibles agresores de periodistas en este año son funcionarios públicos, mientras el 33 por ciento son particulares, y otro 26 por ciento no están identificados

Juan José Perdomo

CDMX.- De las 485 solicitudes que recibió el Mecanismo de Protección entre el 1 de enero de 2019 y el 30 de octubre pasado, durante la gestión de la Cuarta Transformación (4T), 114 periodistas fueron rechazados, lo que equivale al 23 por ciento del total.

Esta cifra es casi el doble de la de los primeros cinco años del gobierno de Enrique Peña Nieto, cuando se rechazaron 59 solicitudes, según datos oficiales.

El Mecanismo respondió a una solicitud de El Sol de México que la negativa a otorgar la protección se debió a “que los solicitantes no acreditaron su actividad periodística o porque las situaciones no requerían la intervención de esta instancia”. En otros casos, añadió, los solicitantes no completaron el proceso.

Según el marco legal vigente en el país, el Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, adscrito a la Secretaría de Gobernación, es el responsable de proteger la vida de los comunicadores. Desde su creación en 2012, durante el gobierno de Peña Nieto, el Mecanismo ha delegado en una única empresa privada –RCU Sistemas S.A de C.V- el cumplimiento de las medidas de protección para salvaguardar la vida de los comunicadores en riesgo de muerte.

RCU Sistemas se ha ocupado de proporcionar botones de pánico, chalecos y circuitos cerrados de televisión que se instalan fuera de las viviendas de los periodistas incorporados al Mecanismo. Además, hasta hace dos años asignaba a los escoltas que acompañaban a los comunicadores en riesgo, pero tras varias quejas por el servicio la instancia federal decidió reemplazarlos por miembros de la Guardia Nacional. Un diagnóstico realizado en 2018 por un conjunto de organizaciones de la sociedad civil, agrupadas en Espacio OSC, determinó que los botones de pánico de RCU Sistemas eran inútiles, ya que en 11 de 13 casos que se utilizaron, no funcionaron adecuadamente.

El botón de pánico es la medida de protección más concedida por la Junta de Gobierno del Mecanismo este año, con un total de 207 entregados entre enero y octubre pasado, seguido por facilitar números de contacto para emergencias.

Según el Observatorio de Periodistas de la UNESCO, en lo que va del gobierno de AMLO, 57 periodistas han sido asesinados en México, de los cuales, al menos 12 estaban en el Mecanismo de Protección y cuatro más intentaron sin éxito ser incorporados por sentirse en peligro. Además, cada 12 horas se ha registrado un ataque contra comunicadores en el país.

Pedro Alonso Benítez, director del Informativo Proyecto CINCO, quien ingresó al Mecanismo desde mayo pasado, opinó que aunque la protección del gobierno ha sido efectiva para él, hay algunas medidas en su interior que presentan fallas, entre ellas, la forma en que seleccionan los casos.

“Mi ingreso fue realmente muy rápido, pero he sabido de otros colegas que han tenido dificultades por los múltiples requisitos”, dijo.

Clemencia Correa, directora de Aluna, organización que ofrece acompañamiento psicosocial a periodistas que han sido agredidos o amenazados en el país, afirmó que el incremento de la violencia contra los comunicadores pone al gremio en la disyuntiva de “continuar con mi trabajo o callarme y salvar la vida”. “Actualmente no hay ningún periodista en México que no corra riesgo por ejercer su labor”, declaró Correa en entrevista con este diario

Según la experta, un tipo de violencia que se ha agravado en la presente administración es la precarización laboral de los periodistas en el país.

De acuerdo con los datos del Mecanismo, el 39 por ciento de los posibles agresores de periodistas en este año son funcionarios públicos, mientras el 33 por ciento son particulares, y otro 26 por ciento no están identificados. Además, la mayoría de las solicitudes de protección registradas en los últimos meses fueron originadas en la Ciudad de México, Guerrero y Veracruz.

 

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *